Botox

Botox Murcia

La toxina botulínica tipo A purificada es una proteína producida por una bacteria que, una vez tratada y en dosis mínimas, se emplea para producir una relajación temporal de los músculos faciales, teniendo como resultado la atenuación o eliminación de arrugas originadas por una contraccion excesiva de la musculatura responsable de su formación.
Previamente a la aplicación de la toxina, el médico hará un estudio dinámico de sus gestos, para obtener un resultado armónico y dar un aspecto rejuvenecido a su rostro sin pérdida de su expresividad.
Los efectos se empiezan a notar a los tres días. Entonces la zona tratada empieza a relajarse, hasta que a los diez días alcanza su máxima relajación y no marca la arruga.
Los resultados se mantienen entre cuatro y seis meses. Después, irá disminuyendo su efecto hasta que desaparece y vuelve al estado inicial o un poco mejorado.
En ocasiones resulta interesante completar el tratamiento con procedimientos como relleno (ácido hialurónico) o peelings.